Chapelle sin límites

El cómico estadounidense rompe todos los tabúes con su espectáculo en Netflix, en el que se burla, entre otros temas, de las víctimas de abusos de Michael Jackson, los gays y el aborto.

Arrancar un monólogo haciendo chistes sobre el suicidio del chef Anthony Bourdain significa que se está dispuesto a jugar fuerte.

Dave Chappelle, que ha cobrado 20 millones de dólares por cada uno de los cinco shows programados por Netflix, acaba de estrenar 'Sticks & Stones' (Palos y piedras), la prueba de que la 'stand-up comedy' estadounidense puede esquivar la corrección política.

Los abusos sexuales de Michael Jackson, las armas en EE UU, el aborto, la comunidad LGTB, el racismo...